En mi corazon...♥♥♥

Dulces sueños


que

dios

te

bendiga

martes, 7 de agosto de 2012

ORACIÓN POR MARILYN MONROE



El 5 de agosto de 1962 la sociedad norteamericana se [despertó] con la noticia de que Marilyn Monroe había muerto víctima de una sobredosis de nembutal. Aparentemente, la incomparable rubia platinada se había suicidado... a los treinta y seis años y en el pináculo de su carrera artística —señala el ensayista mexicano Joel Dávila, Profesor Investigador de la Universidad de Tlaxcala—.... Un público diverso de diferentes partes del mundo [la había elevado] al estatus de símbolo sexual....
»A partir de esa fecha nació el mito que hoy conocemos. Su muerte fue sentida por sus incontables admiradores, entre ellos Bob Dylan.... [y llevó al] poeta Ernesto Cardenal, nacido en 1925 en Granada, Nicaragua —apenas un año mayor que [ella]—... a crear el que para varios críticos es su mejor poema: “Oración por Marilyn Monroe”, plegaria que fue ampliamente leída por un gran número de lectores jóvenes en las décadas de los años 60 y 70

«Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el nombre de Marilyn Monroe,
aunque ése no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como una astronauta frente a la noche espacial....


»Señor
En este mundo contaminado de pecados y radioactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.


Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros...
por esta Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes....


»... Soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.
Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada....


»La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan sólo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER [número equivocado].
O como alguien que, herido por los [gánsteres],
alarga la mano a un teléfono desconectado.
Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien
cuyo número no está en el Directorio de Los Ángeles)
¡contesta Tú el teléfono!»

Tiene razón el poeta Cardenal. Dios la conocía por nombre desde su maltratada niñez hasta su humilde adolescencia y su deslumbrante fama artística posterior. Y lo cierto es que si ella hubiera querido marcar su número, Dios habría deseado contestar a fin de mostrarle su 
llamadaamor incomparable y de tranquilizarla diciéndole: «Ven a mí, tú que estás cansada y agobiada, y yo te daré el verdadero descanso; pues en mí encontrarás descanso para tu alma.»
Publicar un comentario